Tu carrito

No hay productos en el carrito.

Menú

Inicio

Expertos

Puntos de Venta

Catálogos

Tienda

Nosotros

Contáctanos

Solicita una cotización

Pagos

Energía renovable: Mitos comunes desmentidos

Se deben desafiar los conceptos erróneos obsoletos sobre la confiabilidad y asequibilidad de la energía verde.

La transición a la energía renovable está impulsada por la demanda de los consumidores y está sucediendo más rápido de lo que se pensaba.

Ya se están construyendo las redes del futuro: edificios equipados con microredes conectadas por software.

Los críticos de la energía renovable suelen citar dos razones por las que creen que la transición de los combustibles fósiles llevará medio siglo. En primer lugar, que las fuentes de energía verde son demasiado intermitentes para ser confiables y, en segundo lugar, que los gobiernos no pueden asumir los costos de cambiar economías enteras a energías limpias.

Ya es hora de que se desafíen estas suposiciones. Estos obstáculos percibidos para la adopción masiva de tecnologías de energía limpia y renovable están quedando obsoletos rápidamente.

Mito: la intermitencia hace que la energía renovable no sea confiable

El pensamiento convencional ha sostenido durante mucho tiempo que la intermitencia de la energía verde hace que la energía solar, eólica y otras alternativas ecológicas sean demasiado poco fiables. Afortunadamente, la rápida innovación tecnológica en los últimos años significa que este mito está desactualizado.

Es cierto que la energía solar solo se produce cuando el sol brilla sobre los paneles solares. Asimismo, la energía eólica depende del flujo y reflujo de las corrientes de aire. Pero el gran volumen de energía renovable que se está implementando, la capacidad de almacenar esa energía durante más tiempo y hacer coincidir la demanda con la oferta mediante software, crea una red equilibrada.

Según BloombergNEF, las densidades de las celdas de las baterías de iones de litio casi se han triplicado y los costos han disminuido casi un  90% en la última década, lo que facilita la suavización de los picos y valles de la generación para satisfacer los cambios y ciclos de la demanda. Las propias fuentes de energía renovable se han reducido hasta en un  82% durante el mismo período de tiempo. Las mejoras adicionales tanto en la generación como en el almacenamiento continuarán reduciendo los costos, haciendo que la energía verde sea aún más atractiva para los consumidores.

Tomemos los edificios como ejemplo. Los avances en la capacidad de la batería significan que ahora es perfectamente factible que los hogares y edificios comerciales instalen generación de energía solar renovable en el sitio para aprovechar la energía cuando esté disponible y luego acumular esa energía para usarla cuando sea necesario.

Los edificios pueden permanecer conectados a la red, utilizando la energía de la red tradicional cuando los costos son bajos, y cambiar a sus reservas renovables durante los picos de demanda. Muchos países han permitido a los consumidores de energía vender el exceso de electricidad a la red cuando los costos son altos, y países como Australia, Alemania, el Reino Unido y los EE. UU. Ya están poniendo a prueba sistemas para permitir el comercio de electricidad entre pares.

Otra área en la que ha habido un progreso masivo son las aplicaciones de inteligencia artificial (IA). El software habilitado para IA ayuda a los consumidores a administrar la producción y el almacenamiento de energía para reducir los costos, reducir las emisiones, aumentar la eficiencia y extraer automáticamente la electricidad de la fuente más eficiente o más barata. Un software como  Station A  permite a los propietarios de edificios calcular rápidamente el retorno de la inversión de diferentes soluciones de energía renovable y se conecta con los proveedores de servicios para encontrar la mejor solución para cada edificio.

Asimismo, las empresas de servicios públicos utilizan soluciones de software de inteligencia artificial para conectar los recursos energéticos distribuidos (DER) de sus clientes para agregar flexibilidad a la red. Western Power  en Australia, por ejemplo, utiliza  el  software de AutoGrid para aprovechar los paneles solares y las baterías de los techos de los clientes, lo que tiene el potencial de contribuir con el 45% de las necesidades del sistema de energía en ciertos momentos del día y reduce los costos para los consumidores.

Mito: la transición a la energía verde será demasiado cara

El segundo mito es que el cambio a las energías renovables es demasiado caro para su adopción masiva; que el gobierno y la sociedad no pueden soportar los costos masivos de una transición a gran escala. Algunos analistas pronostican que será necesario invertir hasta 14 billones de dólares en un sistema de energía totalmente renovable durante los  próximos 30 años.

La energía renovable es ahora la nueva electricidad más barata en países que representan las  tres cuartas partes del PIB mundial. No solo es más barato; también es más eficiente. La generación de energía a base de carbón tiene  una eficiencia del 35%, lo que significa que el 65% de la energía se desperdicia en la producción y el transporte. En comparación, la electricidad alimentada por fuentes renovables es virtualmente 100% eficiente en el uso final y se puede producir y administrar localmente.

Cada vez más, la adopción ya no depende del “impulso” del gasto público o de los edictos gubernamentales. En cambio, el “tirón” de la demanda de los consumidores está impulsando el cambio. Así como pasamos de los teléfonos fijos a los teléfonos móviles, de la televisión por cable a los medios de transmisión, los consumidores están cambiando a la energía renovable.

Realidad: energía descentralizada, descarbonizada y digital

Las transiciones energéticas pasadas se movieron lentamente porque dependían de cambios radicales en la infraestructura de fuentes centralizadas. Por el contrario, la transición a la energía verde está impulsada por la generación y el almacenamiento pequeños y descentralizados en edificios y hogares, todos conectados por software.

Para empresas, inversores y propietarios de viviendas, ahora es el momento de invertir en energías renovables. Los formuladores de políticas pueden acelerar la adopción, tanto para combatir el cambio climático como para proporcionar expansión económica en un sector en crecimiento, al tiempo que garantizan una transición equitativa para las comunidades.

Los supuestos comunes sobre la transición a la energía verde están quedando obsoletos rápidamente. Este nuevo sistema energético, que ya se está construyendo, beneficiará al planeta y a las generaciones futuras, y cuanto antes acabemos con los mitos, mejor.

 

Tomado de: https://blog.se.com/innovation/2021/03/17/green-energy-myths-debunked/

Valora este articulo

(5/5)

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Legrand

Legrand

Desde hace más de seis décadas, Legrand, junto a sus marcas emblemáticas como Bticino y Ortronics, ha sido un pilar en...

Post Relacionados

Juan Eléctrico

Escribeme soy el experto!

Hola! en que puedo asesorarte?

Powered by WpChatPlugins